LIMPIADORES

Es el primer paso del ritual coreano, porque nada sirve hidratar la piel si ésta no está preparada. Los nuestras están cuidadosamente seleccionados, limpian en profundidad, nutren y refuerzan la barrera natural de la piel.